La financiación de las empresas depende en parte del crédito bancario y los contratos de activo (préstamos, créditos, líneas de descuento, confirming, leasing o renting) se firman ante notario. La empresa tiene derecho a elegir notario.

El notario también interviene pólizas de contratos mercantiles de financiación propios del tráfico bancario.

La mayoría de los instrumentos de financiación de las empresas (préstamos, líneas de crédito, pólizas de descuento, confirming, leasing, renting, etc.) suelen intervenirse notarialmente.

El arancel de las pólizas es de máximos.

 

La información contenida en esta página web es orientativa, de modo que las circunstancias del caso, el tipo de bienes, las condiciones personales o la fiscalidad aplicable aconsejan que se ponga en contacto con la notaría para que reciba un asesoramiento personalizado.