En las actas el notario da fe de un hecho que puede ser muy variado: de presencia (por ejemplo, para hacer fotos del estado de una casa en ruina); de manifestaciones que conviene guardar en el protocolo; o de protocolización de documentos. Sirven para pre-constituir una prueba y así facilitar el ejercicio de los derechos del ciudadano.

En las actas notariales el notario da fe de un hecho, acreditando la verdad o realidad de ese hecho con efectos frente a terceros

Su contenido es muy variado: hay actas de presencia, en las que el notario se persona en un sitio y comprueba cómo se encuentra (por ejemplo, la situación de ruina de una casa); de remisión de documentos por correo, en las que el notario da fe del simple hecho del envío de una carta; de notificación y requerimiento, cuando se quiere intimar a una persona a que adopte un determinado comportamiento; de manifestaciones; de protocolización de documentos o fotografías que quieren conservarse en el protocolo; o de notoriedad, como la declaración de herederos abintestato.

 

La información contenida en esta página web es orientativa, de modo que las circunstancias del caso, el tipo de bienes, las condiciones personales o la fiscalidad aplicable aconsejan que se ponga en contacto con la notaría para que reciba un asesoramiento personalizado.